La leyenda del chupacabras

La leyenda del chupacabrasEn las historias populares, se lo conoce como chupacabras a un ser que atacaría animales de distintas especies y tamaños, popularizado por países como Argentina, Perú, México, entre otros.

Se lo describe como una pequeña criatura, de un color verde y escamas. La misteriosa leyenda del chupacabras se viralizó en los años ’90, con la denuncia de una campesina de Puerto Rico, que aseguraba de la existencia de esta criatura. Esta historia, es comparada con la del monstruo del Lago Ness, o Pie grande.

En una gran cantidad de casos que se denunciaron a nombre del chupacabras, solo resulta ser una enfermedad de los coyotes, comúnmente llamada escabiosis, o sarna, una enfermedad mortal que ocasiona pérdida de pelo, entre otros, y la muerte del animal. Es un ácaro que se introduce bajo la piel del animal en cuestión, segrega un material y deja los huevos, que provoca una gran reacción en el animal, e inflama el sistema inmunitario. En humanos puede ser combatida, pero en especies como el coyote, aún no se desarrolla una cura, lo que causa la muerte del animal.

También se relaciona a este ser sobrenatural con especies como los reptilianos, murciélagos, o hasta caninos.

Más de los 200 avistamientos ocurridos en 1995 en el país de Puerto Rico, pudieron asegurar que no se trataban de criaturas con características caninas notables.

Una teoría investigada por un prestigiado científico de los Estados Unidos, aseguró que los conocidos chupacabras no son más que coyotes que sufren de sarna. Como los animales tienen pocas defensas y están muy débiles cuando sufren de esta enfermedad, no pueden correr ni buscar presas. Por eso, se acercan al ganado, que está cerca y es fácil de cazar.

Muchos aseguran que es una leyenda más, que se propagó y la gente inventó sus propias historias, aunque todavía no se sabe con certeza el inicio de esta extraña criatura sobrenatural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *