Archivo de la etiqueta: cuentos cortos

Cuentos cortos el cientifico que invento la vida eterna

Era una carrera científica, entre los dos mas poderosos países del mundo, se decía que uno de los científicos había logrado encontrar la fuente de la eterna juventud.

cientifico que encontro la eterna juventud

Mucho se hablo del desconcierto, de todas las personas que seguían muriendo, mientras se tenia la formula para lograr la vida eterna, el hombre de ciencia, se había guardado para el, la formula, lo quiso probar primero, ser el único y jugar a ser Dios.

De repente en uno de sus tantos sueños profundos, a partir de que había hecho pruebas en si mismo, despertó con la mitad de la casa derrumbada, veía como parte de su brazo y su pierna, habían quedado abajo de toneladas de escombro, de la casa que se había caído arriba de el,

Con asombro, vio que tanto la pierna, como el brazo, empezaba a crecer, era su logro, ahora sabia que no podía morir, !que triunfo¡ pero después recordó, que el había buscado que esos escombros cayeran sobre el, los recuerdos llegaron, de la guerra que se libro entre su nación y la vecina, que habían llevado a la destrucción total de todo lo que se conocía en el mundo y tenia vida.

Así pasaría por millones de años, hasta que una fuerza sobrenatural, llegara, algo así como la caída de algún meteorito, o que la luna se retirara de nuestro mundo o simplemente esperar a que el sol, se le agotara todo el combustible y al fin se apagara, y esto al fin acabara con su existencia.

Seria una larga espera, de millones de años en soledad, eso era peor que morir y el lo sabia, pero que podría hacer, absolutamente nada, el mayor logro científico de la humanidad y nadie lo podría gozar, ahí supo que no es bueno jugar a ser dios.

 

Lucia en el espejo

Lucia había dejado de ser una pequeña, estaba ya interesada en arreglarse horas frente al espejo y lucir hermosa. Para su cumpleaños número 14 había pedido solamente un gran espejo en el que pudiera verse de cuerpo entero, pues el que tenía solamente alcanzaba para su cara. Su padre había pensado en un artículo simple, en cristal del tamaño de la puerta y un marco sencillo para atornillar; la madre por el contrario, buscaba algo mejor para su princesa. Sigue leyendo

La casa al otro lado de la calle

Desde que llegué a trabajar en el taller del barrio, la casa al otro lado de la calle había llamado mi atención, tenía un letrero de venta en el jardín, pero pensé que era más de lo que yo podía aspirar. A los días una familia se mudó, no terminaban aun de instalarse, cuando estaban ya marchándose, y el letrero de venta, se vio de nuevo frente a la casa. En un par de semanas, alguien la había comprado, y de igual manera, abandonado a los pocos días. Así vi un total de cinco familias ir y venir, y me ganó la curiosidad, indagando un poco con mis patrones, supe que el problema de la casa era el supuesto fantasma de una niña malvada que vivió recluida ahí hasta que murió en circunstancias misteriosas antes de llegar a la adolescencia. Sigue leyendo